Sepa

¿Cómo te afecta la normativa SEPA?

Desde el 1 de febrero de 2014, todas las transferencias y domiciliaciones que se realicen en España y en el resto de la eurozona serán únicamente SEPA.

Básicamente, el único cambio de hábito será obtener el IBAN de la cuenta de destino de las transferencias que vayas a ordenar, y facilitar el IBAN y el BIC de tu cuenta cuando vayas a recibir transferencias o domiciliar recibos.