Sepa

¿Cómo te afecta la normativa SEPA?

Desde el 1 de febrero de 2014, todas las transferencias y domiciliaciones que se realicen en España y en el resto de la eurozona son únicamente SEPA.

Debes facilitar el IBAN de tu cuenta cuando vayas a recibir transferencias o domiciliar recibos. No es obligatorio indicar el BIC en los pagos nacionales, y a partir de febrero de 2016, tampoco  será obligatorio en los pagos transfronterizos.